gps

Bogotá, D.C.

Carrera 20 No. 57-51

mail

E-mail

info@fundacionkyrios.org

phone

Teléfono

(+57) 314 382 6055

Tips de Cómo decidir perdonar, amando…

  • El día a día de la vida del hombre  lo enfrenta a situaciones algunas veces simples, otras complejas y que debe asumir,  quiéralo o no, tomando decisiones.

El momento que vivimos  de pandemia por el Covid-19,  de acatar o no los lineamientos trazados por las autoridades administrativas del Distrito por un interés altruista, no sea que se desborden los servicios de salud sin tener los elementos necesarios, respiradores artificiales, camas, suficiente personal médico y de enfermería; pero qué significa para mi vida este acontecer, recogimiento, silencio, oportunidad de encontrarme con Dios; hablar con Él en la intimidad, reconciliándome conmigo misma y con Él,  sintiendo su abrazo, su calor, su cariño ya que antes me hallaba fuera, en lo externo, en lo superficial, en lo inmanente… es mi decisión.

  • El día a día es el estado natural de la persona por voluntad de Dios. Porque no pidió nacer, pero la vida se le dio como regalo. Lo acepto (perdón) o lo rechazo (resistencia)… Él perdona mi pecado y me lleva al paraíso (me ama), muero a mi egoísmo, lo reconozco y  obtengo su paz.
  • Las situaciones algunas veces simples, otras complejas componen la vida diaria de una persona y está en libertad de asumirlas en uno u otro sentido, esto es, siguiendo las  inclinaciones humanas que de por sí llevan a la muerte o circunscribiéndome a la Voluntad de Dios que no quiere otra cosa que la felicidad del ser creado en gratuidad. El resultado de esas decisiones forma la Historia de Vida que bien puede convertirse en historia de Salvación o por el contrario de perdición.
  • El destino del hombre  se va forjando  de acuerdo a la experiencia de salvación en su historia particular y aunque su aspiración es paradisíaca, está envuelto en dos realidades que lo llevan a la conflictividad entre los seres y con Dios. Conflictividad entre los seres porque el hombre cae en la trampa de la seducción del mal, “seréis como dioses” (G 3, 6) hecha a la medida de la ambición del hombre, a la que cede voluntariamente sin medir las consecuencias que desembocan en tensos desencantos. Cuando se vuelve en sí, siente culpa, vergüenza, temor; se opera un cambio en el interior.
  • Con su forma de actuar Jesús de Nazaret me  invita a la perfección, la cual  tiene dos momentos de la crisis: Desestructuración y reestructuración. Entrar en mi misma, auscultar en mi comportamiento, dejarme interpelar, permitir que se meta en mi vida, desbaratarme, desarmarme porque no le puedo ocultar mi vida de mentira, me escondo como Adán y Eva, estoy tapada con hojas y permitir que me arme de nuevo, que me revista con piel nueva, que su Espíritu, su soplo, su PALABRA de “Hágase”  primigenia, cuando todo lo hizo bien me haga nacer de nuevo, sea una criatura nueva… el perdón me libera, me siento libre y amada, entonces veo el mundo de otro color.
  • Para aprender hay que desaprender. El principio de muerte es principio de vida; el principio del desorden tiene el principio de orden: o si no, no hay progreso (P. Silva).
  • Es importante el examen diario de conciencia – proceso de santificación -: ¿a qué lado del Señor estoy? Debo tomar la temperatura en mi progreso espiritual, si  me coloco cada día a la derecha o a la izquierda del Señor. Porque si bien El juicio no es al final de la vida, debo ir muriendo cada día a lo que no me sirve, dejando el hombre viejo, desprendiéndome de lo inútil para que llegado el culmen de mi paso por este mundo caduco, como dice  Santa Gema:

    en el momento de la muerte Dios le otorga a la persona la Gracia de la sinceridad total, y ella misma dice y decide a dónde coger” será previsible la decisión que tome.

  • Sí se genera estructura de pecado será «pecado con patas” (P. silva): la identidad se construye con decisiones libres. Es un problema estructural del ser humano.
  • En el contexto de Israel, vergel de la felicidad humana (Is35, 1-10) encontramos,  “Solo nos queda intentar leer los signos de los tiempos para descubrir en ellos la enseñanza salvífica que contienen” (pag.618 de Comentarios a la Biblia litúrgica). En mi historia y en lo que decido están los frutos de mis actuaciones… Decido Perdonar amando.
María de Jesús Pinto Pérez

María de Jesús Pinto Pérez

Boyacense y radicada en Bogotá desde el año 2011.
Hija de Luis Antonio y Benilde. Octava entre 9 hermanos.
Realicé estudios de ciencias exactas de Matemáticas y Estadística en la UPTC de Duitama; estudié teología en la Fundación Kyrios y en la U. Antonio Nariño Derecho y Ciencias Políticas no concluidos.

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp

3 respuestas a «Cómo Perdonar Amando – María de Jesús Pinto Pérez»

  1. María…. Muy interesante lo que expresa y plantea en su escrito. La felicito por los conceptos de Dios…. Mil bendiciones

    1. Gracias Marlén por su comentario, si causó inquietud en el corazón, es porque desde esa voz interior Dios nos ama tal como somos. Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar Adentro – Fanny Marín García

Buscar Adentro Hoy quiero reflexionar sobre los hechos que han sucedido en los últimos días, solo pretendo observar, observarme. Recuerdo que el Padre Ranher dice